12 de agosto de 2012

Brave, Indomable - Una crítica personal


Bueno, parece que últimamente me ha dado por comentar las pelis que voy a ver al cine... Para aquellos que no hayan visto Brave, mejor que no continúen leyendo!
La verdad es que hacía tiempo que no salía del cine simplemente contento, sin más. La verdad es que Brave es un cuento (que podía haber sucedido en cualquier lugar pero que sucede en Escocia porque sí) magníficamente hilvanado. Ritmo trepidante, magnífica estética y ambientación, buena sonorización y gran banda sonora, sencillez de trama (es una peli abiertamente para niños), buenos gags humorísticos, gran diseño de personajes, etc... Vale la pena ir a verla porque la hora y cuarenta minutos que dura se te pasa volando y no hay un minuto que se te haga pesado o aburrido. Peeeero...
Es cierto que esta última película de Pixar es probablemente la más Disney de todas las que han hecho hasta la fecha. Esta nueva manera de hacer películas espero que sea sólo un desliz y no una tendencia al alza.  Su impronta se nota en su intención de crear una película moralista y con valores, que sí es cierto antes estaban en muchas de sus películas pero de una forma tangencial, ahora aparecen excesivamente aparentes y ramplones. Es decir, la película, al igual que Bambi, trata de las relaciones paterno-filiales. En especial las relaciones entre madres e hijas. Mérida, una princesa en edad adolescente impetuosa y con un comportamiento que tiende a lo que atribuimos a lo masculino (quizás porque podría ser el típico caso de "El hijo primogénito que nunca se tuvo") lucha constantemente contra lo que parece a simple vista, los valores opuestos que le intenta inculcar su madre, la Reina. Al final y después de pasar por el tema osezno (en el que no me meto), ambas recorren la mitad del trecho que las separa para colocarse cada una en el lugar que le corresponde.
Pues bueno, en este viaje nos han hecho tragar valores como la devoción incondicional a la familia (si es numerosa mejor), el decoro y el saber estar de la mujer per se, porque al final y a pesar de que cambian la tradición y toda la parafernalia, etc... Mérida acepta en parte el rol de su madre. Además una de las moralejas de la peli sería: si quieres cambiar tu destino, paga a una abuela (la bruja) para que te cocine un pastel (porque tu no sabes!) envenenado y dáselo a tu madre O si quieres arreglarlo todo, aprende a tejer como Dios manda (aunque al final sea: abre tu corazón y acepta que quieres a tu madre incondicionalmente). Eso sí mientras montas a caballo. Supongo que esta es la visión de cómo debería ser la mujer americana (no olvidemos que es la primera película de Pixar con prota femenina, guionizada y co-dirigida por una mujer...), una mujer que respeta y comparte el modelo tradicional de mujer MÁS el añadido de hacer mejor que un hombre lo que le es propio... o yo que sé! Por desgracia yo creía que iba a ver una peli de Pixar. Viva Disney y su puto moralista mundo feliz! 
Parece que vivamos en una época donde ir al cine consiste en obviar al menos una gran parte de la película y quedarnos con la otra. Parece que estemos condenados a ver medias películas, cada cual distinta en función de con qué media nos quedemos... o eso o ir al cine con la mitad del cerebro (y rezar para escoger bien qué mitad va a ir!). A pesar de todo, hay una mitad en Brave que se deja ir a ver.


Para saber más sobre Brave clica aquí.
Para leer otras críticas clica aquí.

Posts Relacionados:
Prometheus - Mi crítica personal
Les Maitres du Temps - Una peli de Moebius

1 comentario:

sofia martínez dijo...

La historia es muy bonita, los personajes son atractivos y la ambientación es maravillosa. Además el mensaje es profundo y muy bien logrado, y con una perfección visual estupenda. No tuve la oportunidad de verla en el cine, hace poco la vi a través de Filmes online y me pareció un excelente opción sobre todo para los pequeños. Yo me emocioné y disfruté mucho al verla es realmente muy emotiva.